• 962 954 170 de L-V de 10 a 13 y de 17 a 20 horas
  • Envío gratis compras superiores a 35€
  • Envío 24 horas 3,99€
  • 962 954 170 de L-V de 10 a 13 y de 17 a 20 horas
  • Envío gratis compras superiores a 35€
  • Envío 24 horas 3,99€

Duribland Reblandecedor de Durezas 500ml

25,90 €
IVA 21% Incluido, más entrega
No hay existencias

Descripción

Duribland es un reblandecedor de durezas que permite retirarlas sin cortes ni limaduras. Para un cuidado perfecto de manos y pies.

Ventajas:
· Sin remojo previos.
· Tratamiento efectivo y sin dolor.
· Sin riesgo de contagios.
· En pocos minutos resalta a la vista.
· De uso muy aconsejable para diabéticos puestos que no hay riesgo de corte.

- Ingredientes: Aqua, Potassium Hydroxide, Guanidine HCL, 2,3 Dihydroxy-1,4 Butandithiol (DTT), CI 45350.

- Cómo Utilizarlo: para quitar cutículas, ponga un poco de algodón seco que cubra cutículas y durezas de la piel del contorno de las uñas (caso de uñas largas, optativo el ajustar también el algodón hacia el interior de la uña con ayuda de la espátula). Gotear con DURIBLAND hasta empapar el algodón, con tanto líquido como cómo sea capar de retener. Deje reposar de 3 a 5 minutos, según grosor de sus durezas. Transcurrido el tiempo de actuación, levantar el algodón e inmediatamente efectuar barrido de cutículas y durezas reblandecidas mediante espátula que se adjunta o palito de naranjo. (Para una perfecta higienización del interior de las uñas largas, utilizar la parte angular de la espátula DURIBLAND). Cepillar la zona tratada, con un cepillo de uñas seco para un perfecto acabado. Lavar con agua abundante. Secar y aplicar crema nutritiva efectuando un ligero masaje.

Para quitar durezas, cubrir la dureza con una capa de algodón seco. Gotear con DURIBLAND hasta empaparlo, con tanto líquido como sea capaz de retener. Dejar actuar durante 1O minutos, añadiendo gotas de DURIBLAND periódicamente que garanticen un contacto mojado de la zona. Levantar el algodón y de inmediato, apoyar perpendicularmente la espátula DURIBLAND y presionando, efectuar barrido para retirar la dureza reblandecida. Repetir ésta operación tantas veces como se precise para eliminar la dureza hasta el nivel deseado. Se puede usar el mismo algodón remojándolo de nuevo. Llegado éste punto, cepillar la zona tratada con cepillo de uñas seco para perfecto acabado. Lavar con agua abundante. Secar y aplicar crema nutritiva efectuando ligero masaje. No debe usarse para la cara ni para pieles delicadas o heridas.